viernes, diciembre 22, 2006

LOEWE NEMOS AVERIADA (II)

Sin más rodeos pasaré a relatar la “evolución” de los acontecimientos a lo largo de la semana:
El lunes 18 de diciembre nos ponemos en contacto con El Corte Inglés (quien estaba gestionando con LOEWE España el tema de la garantía), y de paso ponemos en su conocimiento los incidentes acaecidos durante la semana anterior y les mostramos una copia de un escrito que, a modo de queja formal, pensábamos remitir a LOEWE España por el deficiente funcionamiento de este Servicio de Asistencia Técnica (SAT) Oficial concreto para resolver nuestro caso concreto.
El Jefe de planta de El Corte Inglés lee detenidamente el documento y comprueba que no tiene faltas de ortografía (-“No estoy tratando con paletos...”- piensa). Así que nos dice que va a mandar ese mismo escrito por fax a LOEWE España inmediatamente; que esta situación debe resolverse cuanto antes: -“Pronto recibirán noticias nuestras o de Loewe”.
El martes 19 de diciembre llamamos al SAT interesándonos por los posibles avances en ‘el misterioso caso Loewe NEMOS 28’. Se pone “el Jefe”. Nos pide disculpas por el comportamiento de su empleado el pasado viernes (ese “no nos insulte” fue un grave error estratégico que, obviamente, quedó reflejado en nuestro escrito a LOEWE España); que estaban tratando de resolverlo cuanto antes; que ya sabían dónde radicaba al problema y esperaban recibir la pieza en un par de días. ¡Ah! Y que dicha pieza la pagaba Loewe, a pesar de estar fuera del período de garantía.
Pasan los días... hasta que el jueves 21 de diciembre recibimos una llamada de El Corte Inglés (supongo que sería el Jefe de planta). Nos dice que el tema está siendo gestionado personalmente por el Delegado de Zona de LOEWE España (¡qué gran honor!) junto con el SAT. Y que sólo nos iban a cobrar desplazamientos, que la mano de obra sería ‘gratis’ (y yo pienso -“Bueno, nos cobrarán lo que nos tengan que cobrar, no lo que acuerden entre ellos”- pero me lo guardo para mí). Y que están haciendo todoloposible para que tengamos nuestro televisor para la Nochebuena (por aquello del mensaje navideño de S. M. el Rey).

Pero claro, para tener la TV pa Nochebuena bien tenían que traerla hoy viernes 22 de diciembre. Pues no maños míos, no. Llamamos al SAT y nos dicen que nanai, que lo lamentan profundamente pero que la pieza en cuestión no ha llegado aun, que no somos sólo nosotros sino que hay tres o cuatro usuarios más (¡caray! ¡tres o cuatro, nada menos! ¡DESASTRE LOGÍSTICO!); y que “estas fechas son muy malas” (esta excusa vale para todo: ¿Que tu mujer te abandona y se va de casa con el monitor de ‘spinning’? “es que estas fechas son muy malas”, se entiende. ¿Que tienes diarrea en Nochevieja y te pierdes el cotillón por el que ya habías abonado 60 euros? “es que estas fechas son muy malas”, comprenda usted).
Total, que mi Loewe lleva dos semanas averiada, y este proceso lleva camino de prolongarse aun más, básicamente porque “estas fechas son muy malas”. Por muy buena voluntad que tengan LOEWE y su SAT Oficial yo estoy en mi derecho (y a la vez me siento obligado) de poner los hechos en conocimiento de la autoridad competente en materia de consumo. Por cierto, que cuando nos llamen para decir que la TV ya está arreglada les pediré que me sean entregadas las piezas de repuesto que hayan sido sustituidas (a efectos de una eventual fase probatoria en un posible procedimiento de arbitraje de consumo –pero esto me lo callaré también, pa que no se asusten-). Y respecto a la hoja de reclamaciones... pues hasta que no tenga aquí mi TV enterita y funcionando al 100% no la pido por si acá.

1 comentario:

Hanami dijo...

ESto ya es 2006 Odisea en el Servicio Técnico... que horror maño, suerte, a ver si por lo menos para las uvas las tenéis y podéis disfrutar de Ramón García en todo su esplendor...