sábado, marzo 03, 2007

Diamante de sangre

Decepcionante y tomadura de pelo. Esos son los únicos calificativos que se me ocurren tras ver 'Diamante de sangre' (Edward Zwick, 2006). Sí, se trata de un film que denuncia una situación gravísima y está muy bien que todos sepamos lo que ocurre (o ha estado ocurriendo) en Sierra Leona con el tema de los diamantes de sangre y los niños de la guerra. Pero como película se va desinflando poco a poco conforme pasan los minutos, se vuelve previsible y, aunque no es especialmente larga, a mí se me hizo soporífera. Como acabo de mencionar, llega un momento en el que uno ya sabe perfectamente lo que va a pasar (*SPOILER* que si la pava se enamora de Leo, que si el hijo del nativo no reconoce a su papá, que si luego dejan malherido a Leo -por cierto, creo que este actorazo muere en el 95% de las películas en las que ha actuado, analícenlo-, que si finalmente padre e hijo se reconcilian...*FIN DEL SPOILER*). Lo dicho, que la última hora se me hizo insoportable.
En realidad, parte de la culpa se la debemos al director Edward Zwick, que demuestra ser un chapucero. Sus maneras son las propias de cualquier realizador de comida rápida americana, y me dio la desagradable impresión (de ahí viene el calificativo de "tomadura de pelo") de que el tema de los diamantes fue un pretexto para rodar una peli de acción que diera el pego ante la crítica (y la Academia de Hollywood, que por algo fue estrenada en U.S.A. en época de candidaturas, ya se sabe...). Pero bueno, como las fans de Leo no suelen ver los documentales de National Geografic, al menos así tomarán conciencia de la situación lamentable que se vive en muchos países.


Es una pena que en 'Hotel Rwanda' no aparezcan ni Di Caprio ni ninguno del estilo, porque es una película mucho más contundente (y de mejor factura), y que denuncia una situación "similar" (la cuestión no es tanto denunciar lo que ahí ocurre -que también-, si no la bochornosa actitud que adopta la comunidad internacional ante ella, dándoles la espalda cuando la noticia ya no está allí).

¿Y el doblaje de 'Diamante de sangre'? ¡BRUTAL! A buen entendedor... Sí, siendo justos deberíamos decir que la película pierde muchos puntos ya sólo por el doblaje criminal que tanto esfuerzo y dinero le habrá costado a Warner España.

Me quedo con el anterior trabajo de este tal Edward Zwick: 'El último samurai' que, aunque se tratara de un intento descarado por parte de Tom Cruise de hacer proselitismo de la Cienciología, al menos estaba mejor llevada y era mucho más entretenida.

7 comentarios:

Shinnee dijo...

Estaba esperando que alguien me diera su opinión, porque el trailer me dió precisamente la impresión que dices: que es una película de acción más, y la seriedad del tema una excusa.

Además, le tengo manía a Di Caprio. Por mucho que le echen flores y digan que es un gran actor, tengo en mente el peñazo de Titanic y las portadas de la superpop.

Hanami dijo...

Grrrrrrrrrwwwrrrrrrrr!!!!

Sacrílego!

Mira que meterte con la pelicula, con lo bonita que es, las ganas de llorar que me dio (pero me contuve porque sabes que soy dura) , lo macizo que sale Leo y lo masmacizo que sale Djimon!!! :D

Pues eso, que a mí me gustó bastante, que quieres que te digam, me gusta el cine palomitero, y Leo es un actorazo al que cada día respeto más, que antes no lo tragaba...

Lord Derfel Cadarn dijo...

Bueno, también es cuentión de gustos, claro está.

Pero me reafirmo en todo lo dicho en mi reseña :D No es por fastidiar ¿eh? Es que realmente me pareció aburridilla, prebisible y todo eso que ya he dicho antes. Pero lo que más me repateó fue la utilización interesada del tema de los diamantes y los niños guerrilleros.

Mr. TAS dijo...

no la he visto; tenía buena pinta... es la primera vez que leo una crítica tan negativa!!
bueno, de todas formas últimamente no se ve nada más que caca de la vaca!
un saludo

Hanami dijo...

!!!! preBisible !!!

mis ojooooooossss Derfel por Diso, un poquito de compasión!!! :D

Pues nada, como dicen, para gustos colores!

Lord Derfel Cadarn dijo...

Vaya, sí que hace daño a los ojos ver escrito previsible con b de burro :-(

Pero no pienso borrar el comentario analfabético, ¡ea!. Para que los herederos de quiénes inventaron las máquinas de escribir se conciencien del mal que hicieron sus antepasados al poner la B junto a la V.

Como diría Fernando Arrabal: ¡¡Cojones ya!!

Pobli dijo...

Pues a mi me gusto. No es un peliculón pero está bastante bien. :-)