lunes, abril 30, 2007

La Catedral de las mentiras

Ya sabéis lo mucho que odio leer ese tipo de novelas en las que el rigor histórico brilla por su ausencia. El problema de Dan Brawn es que tiene la imaginación de un niño de 5 años y por eso no tiene ningún reparo en salvar su ignorancia inventándose lo que le viene en gana. Pero la cosa cambia mucho cuando los errores históricos de una novela se han cometido con la sospechosa intencionalidad de reescribir la historia. Éste es el caso reciente del señor Ildefonso Falcones, autor de "La Catedral del mar".

Con la Chunta hemos topado

CHA, además de ser las siglas de la Comunidad Homosexual Argentina, es también el partido nacionalista de izquierdas aragonés, Chunta Aragonesista. Pues CHA es el grano en el culo (valga la expresión) que le ha salido a Ildefonso Falcones.

Chobentú-Jóvenes de CHA ha elaborado un informe en el que se denuncia la visión catalanista que, dicen, ofrece en su trasfondo histórico el libro “La Catedral del Mar”. Esto de "visión catalanista" no es más que un eufemismo o acaso un error en la calificación del asunto. Sobre la realidad de los acontecimientos históricos pueden existir diversas visiones, distintas lecturas, etc. Pero lo que ocurrió de una manera, sucedió así y no hay más vuelta de hoja. Y lo contrario es mentir o "inventarse otra realidad distinta" (otro eufemismo para calificar al Sr. Falcones de mentiroso, pero de un modo light).

Pedro IV por Pedro III. Gritos de los almogávares que jamás existieron, por otros que sí se cometían y que no aparecen. La conquista de Cerdeña y de Mallorca. Sustituir el Condado de Barcelona o la Corona de Aragón por el Reino de Cataluña. Denominar a los grandes señores de Aragón como pertenecientes al Reino de Cataluña... Decir este tipo de cosas no es tener una "visión catalanista" de la historia de España si no, directamente, mentir.

CHA denuncia la cantidad de datos que están completamente tergiversados y manipulados en la novela La Catedral del Mar, el mayor éxito literario del año pasado en España. Por este motivo, la organización juvenil de Chunta Aragonesista va a remitir en los próximos días una carta a la editorial del libro, Plaza&Janés, en la que le emplaza a corregir esos errores que afectan a la identidad aragonesa, que se obvia y se atribuyen ciertas cuestiones históricas como acciones catalanas, como, también, por ejemplo, el Compromiso de Caspe, en el que no queda claro el papel aragonés.

Además de la carta, se remitirá un informe de 34 páginas en las que su autor, Manuel Sancho, argumenta los errores que aparecen. Dejando muy claro que desde CHA no hay ninguna manía, sino todo lo contrario, por lo catalán, la formación quiere transmitir el malestar suscitado por "cientos de lectores aragoneses" que han visto "menospreciada una parte de su identidad".

Y estamos nada menos que ante la novela de mayor éxito en España, ahí es nada. Luego que los "Best-Seller" tiene mala fama...
Ildefonso Falcones, el padre de la criatura orgulloso del producto de su "arte" y oficio

18 comentarios:

Hatt dijo...

Supongo que el autor luego no tendrá problemas para obtener subvenciones u otros beneficios del gobierno catalán que lleva un largo tiempo reescribiendo la historia "a su manera"...

Lord Derfel Cadarn dijo...

No te quepa la menor duda. Si algún día me da por ser escritor o novelista, recuérdame que me empadrone en Cambrils y escriba una novela histórica sobre la conquista del Imperio romano por los Condes de Barcelona ayudados por Monsterrat Caballé y Francisco Pi y Margall, seguro que es un éxito de ventas y además recibo una subvención para escribir mi segunda novela sobre el auténtico último merovingio: José Montilla.

Anónimo dijo...

Chunta no es independentista... Es Nacionalista y Federalista

Lord Derfel Cadarn dijo...

Anónimo tiene toda la razón, me colé al calificar a CHA de intependentista.

Gracias por la corrección.

Anónimo dijo...

Entonces so no es independentista, lo correcto es que lo corrijas tambien en el articulo ;)

Hanami dijo...

ò_ó estos catalanes siempre queriendonos quitar patrimonio, si es que ya les vale, primero los bienes de la Franja, luego el Aneto, ahora esto, hombrepordos!

Anónimo dijo...

en celtiberia.net hay hace tiempo una discusion sobre las mentiras de la catedral.lo triste es que supuestos eruditos de la historia defienden estas mentiras.lo ultimo es que pedrp IV firmaba como pere terç, cuando lo de los ordinales es una moda de la epoca de los austrias, entonces la contestacion es que este genio, ha visto libros de la epoca en los que en la portada se podia leer " historia, (o algo asi) de pere terç".
lo realmente cierto es que en los libros de esa epoca, nunca se ponia el titulo en la portada, sino en el lomo ya que al escribirse con tinta normal,(polvo de carbon vegetal y goma arabiga) al meterlos y sacarlos de las estanterias, se borraban al rozar con los otros libros.
por muchas pruebas que des, y todo lo que demuestres, siempre habra un fanatico catalan con suficiente imaginacion para inventar otra mentira

Anónimo dijo...

la verdad es q no se porq os kejais. yo en ninguna parte del libro veo que ponga "Novela Historica", si al autor le dio ganas de inventarse una historia esta en su derecho.
Vamos lo ultimo de esto ya seria criticar a Tolkien por no tener rigor historico.......

Hanami dijo...

Hombre, anónimo último... una cosa es inventar y otra mentir. El que no diga que es Novela Histórica no quiere decir que sea ficción. Él escribe sobre el Reino de Cataluña como si fuera histórico sin aclarar que se lo ha inventado, con lo cual incurre en falsedad.

Si quería inventar una historia que hubiera hecho precisamente como Tolkien, que se lo inventara TODO, el país, las comarcas, las Comunidades Autónomas que le diera la gana, las Naciones que quisiera... e incluso si le da por ahí una nueva raza superior de catalanes, ya puestos, antiguos y hermosos como los elfos o los Numenoreanos...

Hombre ya...

Anónimo dijo...

En la práctica qué diferencia hay entre nacionalista e independentista?

Lord Derfel Cadarn dijo...

Pues hombre... yo diría que según el caso sí existen difernecias tangibles.

Un partido nacionalista, como CHA y CiU defiende, entre otras cosas, el reconocimiento de la identidad nacional de un territorio delimitado dentro del Estado español, sin que se pida necesariamente la independencia de ese territorio. En el caso de CiU, que puede ser más ambiguo desde el punto de vista "españolizado", lo que ha venido haciendo este partido por medio de las armas políticas es polarizar a un amplio sector de la sociedad catalana y asumir competencias y atribuciones dentro del marco constitucional (bueno, aún tiene que pronunciarse el Tribunal Constitucional respecto al nuevo Estatuto catlán), pero no se trata de un partido que lleve en su programa la independencia de Cataluña ni la soberanía de su territorio ni nada de eso. Es más, cuando desde ERC se propuso hace sólo unos meses hacer una coalición con CiU para someter a referendum esa cuestión, los dirigenets de CiU contestaron diciendo que esa propuesta se salía del marco de la legalidad y que era una soberana estupidez.

El caso del PNV es más complejo, probablemente sea uno de los partidos con más voces contradictorias en su seno. Pero el Plan Ibarretxe vino a aclarar hacia qué lado se decanta la balanza: Partido Nacionalista (Independentista, a ratos) Vasco.

Corríjanme si me equivoco, que yo de política...

Lord Derfel Cadarn dijo...

Y al anónimo de hace unas semanas decirle que cuando una novela de ficción se encuadra en un contexto hitórico concreto (por cierto, a eso se le suele llamar novela hitórica) lo normal es que respete los datos históricos contrastados y reconocidos como ciertos, que sea lo más veraz posible a los acontecimientos históricos y que sea mínimamente riguroso al describir la realidad social de ese momento.

A partir de ahí, el argumento, la trama y los personajes (que no sean personajes históricos) siempre suelen ser inventados.

Pero inventarse una trama encuadrada en un contexto histórico real pero manipulado a conciencia la historia dando una versión distinta y parcial de la misma es tomar el pelo al personal. Es la misma mierda que Dan Brawn que se inventa el 90% de las anécdotas históricas que adornan inútilmente sus novelas. LA MISMA MIERDA. Y eso, Ildefonso Falcones lo sabe, pero se nutre de ello y le está saliendo redonda la jugada... Sin embargo, sus lectores quizá no lo sepan y estén dando por ciertos los datos y acontecimientos que se relatan en "La Catedral del Mar".

Anónimo dijo...

Oído cocina. Gracias por la aclaración.(Anónimo 1 XD)

julio62 dijo...

En ningún sitio de la obra se dice que sea un texto histórico, vale, de acuerdo, una novela es una novela y eso concede a los autores una serie de licencias. Pero en esta en cuestión, el autor, de forma sutil, nos hace pensar que el trasfondo en el que se mueven los personajes es histórico. Parece que ese rigor no lo es tanto, y además se aprecia un cierto tufo "imperialista-catalanista".
Lo ciero es que la novela es mala y no breve, así que dos veces mala. No aporta nada nuevo, no tiene detalles de interés ni se ve un solo chispazo de genio lierario. Así que adios Falcones, te di una oportunidad y la has perdido. Hay mucho escritor bueno por ahí perdido.

Lord Derfel Cadarn dijo...

Insisto, cuando una novela se encuadra en un momento concreto de la historia conocida se le llama comúnmente “novela histórica”. Auténticos autores de este género lo son, por ejemplo, Bernard Cornwell, José Luis Corral, León Arsenal, etc. Este último postula muy acertadamente que «una novela histórica no debe hacer tesis, sino ser fiel a los detalles conocidos y jugar a su conveniencia con los desconocidos».

Así pues, cuando uno lee ‘La Catedral del mar’ tiende a creer que los datos históricos que describe son ciertos e irrefutables; que los reyes, gobernadores, personajes y sucesos conocidos se han respetado escrupulosamente y que, a partir de ahí, como suele ser habitual en este género, el autor ha desarrollado la trama de su novela a placer. Pero en este caso, Ildefonso Falcones se ha tomado una serie de libertades y excesos que sobrepasan las fronteras de la ética que todo escritor debería respetar. No entro en los motivos políticos de nadie, pues toda idea que sea defendida desde la democracia y a través de medios legítimos es totalmente respetable. Lo que no es en absoluto respetable es tratar de rescribir la historia mediante un Best-Seller. No es respetable un autor que a su vez no respeta al lector, que lo manipula a su antojo induciéndolo a engaño, haciéndole creer que los datos que describe su obra son reales y están fielmente contrastados.

Ildefonso Falcones ha demostrado carecer de escrúpulos, ha atropellado al lector, lo cual es, en definitiva, el error más grave que puede cometer un escritor. Si el sector ya puso el grito en el cielo con ‘El Código Da Vinci’ lo mismo debería haber sucedido con ‘La Catedral del mar’ que, quizás, lo único que le haya salvado de la hoguera es que está mejor escrita que la novela de Dan Brown.

Anónimo dijo...

Parece que este Lord Derfel Cadarn nos ha salido listo. Cuanta razon tiene, eh? vamos a darsela. No os parece?

Jorge Salvador dijo...

Hace unos años comenté lo siguiente en referencia a los errores históricos en el blog ephemera de la catedral del mar y salí a varapalos de los lindos ultras cegatos que no saben de nada y creen que son más listos que nadie...

La novela en sí está bien pero el rigor histórico deja que desear pues no hace mas que implicar aun más las tesis de los historiadores catalanes de cambiar lo cierto por lo falso en pro del justificamiento de unas ideas. Me considero aragonés pero no por ello estoy a favor de manipular y cambiar la Historia como se ha hecho en Catalunya, Euskadi o España (en tiempos de Franco) pues ha de ser contada como tal ocurrió y no como nos hubiera gustado que fuese; digo esto porque quién lea esto y no le guste enseguida me tachará de mentiroso. Se está llegando en estos temas a rozar lo absurdo y mantener así a una clase política que sólo busca su provecho personal y no el de aquellos que dicen representar; pues en verdad la preocupación de todos yo creo que es la vivienda y noe stos “saraos” que nos venden día sí y día también.

Cataluña como tal era una serie de condados independientes entre sí y con lengua y leyes propias del cual destacaba sobremanera Barcelona y dependia de la Corona de Aragón, el principàdo que hace mención no existió pero sí el de Gerona cuya tutela recaía en heredero de la corona; al igual que Asturias en Castilla o Viana en Navarra. Los reyes reinaban con la numerología “real” del Estado cabeza (Aragón) en todos los Estados de la Corona y no con el de cada uno como algunos quieren hacer ver en lo que respecta a Pedros y Alfonsos que priman la “condal”. Además las coronaciones debían tener lugar en la Seo de Zaragoza de manos del arzobispo de Tarragona.

También el tema de los almogávares es otro espinoso asunto, pues nadie parece que quiere recordar que además del famoso “¡desperta ferro!” también gritaban ¡Aragó, Aragó, aragó! y no eran exclusivamente catalanes, es más había tantos o más aragoneses que catalanes además de mallorquines y navarros.

Y hasta el asunto de la bandera se discute y ponen entredicho ciertas personas. Lo cierto es que era la insignia real de la casa de Aragón (barras de aragón) cuyo origen se remonta a tiempos de Sancho Ramirez segundo monarca aragonés que fue el primer monarca de los reinos peninsulares en hcerse vasallo del papa; cuyos documenos papales poseía unos cordoncillos amarillos y rojos y tomó auqello como un emblema, el cual sí se usó a partir de Alfonso II (hijo de Petronila reina de Aragón y Ramón Berenguer IV conde de Barcelona). Esta es la hipòtesis más acpetada entre los eruditos.

Además genera otra controversia sobre este matrimonio pues Ramiro II prometió a Petronila siendo ésta un bebé a Ramón Berenguer IV y se retiró de la actividad gubernamental del reino, que no su potestad real que se la guardó, y para que pudiera gobernar Ramón Berenguer se le otorgó el título de príncipe de Aragón (nunca fue rey). Su hijo Alfonso II es el primer soberano de la Corona: Rey de Aragón y Conde de Barcelona (Alfonso II tanto en Aragón como en Barcelona).

Me parece triste que haya gente que quiera seguir en sus trece pues para comprendernos debemos conocer bien nuestro pasado y aprender de los errores para no cometerlos aunque parece ser que hay personas que no quieren aceptar el pasado y prefieren vivir en un presente “paralelo” acorde a sus ideas.

Personalmente apoyo que cada uno se sienta de donde se quiera sentir pero lo que no se debe hacer es engañarnos ni engañarse uno mismo ni cerrarse en banda para con lo suyo, pues los tiempos que corren tienden justo a lo contrario a ser más abiertos los unos con los otros y diluir las fronteras, pues señores esto esa debiera ser la meta que debiera perseguir la Unión Europea pero eso ya es otro tema.

Saludos y gracias por prestar atención, ¡un abrazo desde Zaragoza!

Anónimo dijo...

La historia que habeis estudiado es la reescrita por los imperialistas españoles. Y no por eso la verdad.

no era Pedro IV era Pere III , o su crònica no estava escrita en catalàn?

Aragón ha pasado a ser una provincia de castilla, sois los grandes derrotados de la historia.