viernes, marzo 09, 2007

Novela Negra

Sí, lo confieso. No todo en la vida es leer a Saramago, Kundera, Auster o Cortázar. Un servidor es adicto a la novela negra, y de vez en cuando no me puedo resistir a echarle el guante a un buen libro de este género. Y, afortunadamente, de vez en cuando uno se encuentra alguna que otra sorpresa. Por ejemplo, el magnífico John Connolly (Dublín, 1968), que ya con sus dos primeras novelas publicadas en España. ‘Todo lo que muere’ y ‘El poder de las tinieblas’, deja en bragas al sobrevaloradísimo Henning Mankell. ‘Todo lo que muere’ es un libro muy bueno, pero que a su vez tiene una trama muy compleja, con muchos personajes, muchas historias paralelas y muchos asesinatos. No obstante John Conolly se explica muy bien, aunque si lo dejas de leer tan sólo un día es posible que te pierdas un poco. Vamos, que es para leérselo de un tirón. Y es que a este autor se le ve muy instruido y parece disfrutar entretejiendo historias de lo más rebuscadas. Además el asesino en serie de 'Todo lo que muere' es más cruel y despiadado que Jack el Destripador, o que Hannibal Lector. Frío, calculador y tramposo. No duda en asesinar a otros asesinos. Y para resolver el caso 'Bird' (el prota) tampoco duda en hacer un pacto con el diablo, codeándose con mafias y criminales de todo tipo. Muy recomendable.
Con su segundo libro, ‘El poder de las tinieblas’, este autor se confirmó como uno de los principales autores de novela negra que existen en la actualidad. Otra trama oscura y otra historia cruel, pero con alguna que otra dosis de humor. Y en ocasiones, uno siente la extraña sensación de sentirse más identificado con el criminal que con los polis. Bueno, no es que uno disfrute viendo como asesina a la gente, ni mucho menos, pero este malo tiene “un algo”, un carisma peculiar que a nadie puede dejar indiferente.


Después tenemos a la zagala de la foto, que no es actriz ni modelo, y tampoco escribe novela romántica. Es una tal Saskia Noort (Holanda, 1967), autora de ‘El club gastronómico’*, novela que está teniendo un enorme éxito. Como aún no la he leído (lo tengo pululando por mi habitación, pero todavía hay otros títulos haciendo cola antes que éste) no os puedo decir qué tal está, pero parece que se sitúa en la línea de ‘La pared vacía’, de Elisabeth Sanxat Holding (Brooklyn 1889-1955), otra grande del género; en la que se nos desvelan los entresijos ocultos de lo que aparentemente parece un lugar idílico, un entorno perfecto… Algo que ya hiciera Alfred Hitchcock con genial sutileza en su film ‘Encadenados’ o, por supuesto, David Lynch (sí, ya sé que siempre aprovecho cualquier oportunidad para mencionarlo) en ‘Terciopelo Azul’ y ‘Twin Peaks’.
Y ya para terminar, os hablaré de ‘Diábolo’ escrita por Michel Suñén (Zaragoza, 1970). Bueno, directamente os copio la sinopsis de su argumento, porque éste tampoco me lo he leído, pero promete: Más allá de una novela de intriga llena de giros inesperados, ‘Diábolo’ constituye un apasionante descenso a las entrañas de una ciudad bimilenaria que se enfrenta a la mayor amenaza de su historia. La Basílica del Pilar ha sido profanada. En las calles de la moderna Zaragoza se suceden hechos inexplicables y terribles. Un veterano policía, un joven problemático y una periodista se ven envueltos en la trama que azota la ciudad. Un misterio que incluye sectas blancas y negras, conspiraciones, redes criminales y peligrosas pasiones.

*ACTUALIZACIÓN: Tras leer 'El Club gastronómico' hice una reseña que desmonta por completo esta recomendación.

http://elblogdelordderfel.blogspot.com/2007/04/el-club-gastronmico.html

6 comentarios:

Shinnee dijo...

No soy mucho de novela policiaca y similar, pero es verdad que hay historias que te atrapan, medio asqueado medio fascinado por los crimenes que te cuentan. Yo soy de la opinión de que tanto en cine como en literatura, construir la psique del malvado de la película es donde puedes o no lucirte.

Igual que un bueno "bueno" no puede ser un superman sin debilidades, un malo convincente no es un supervillano. Es un ser humano con unos valores o falta de ellos originado en ideas que todos tenemos alguna vez. Por eso se hacen tan atrayentes, como si oyeras una vocecita en tu cabeza que te dice que alguna vez tú también has pensado así...

Míchel Suñén dijo...

Hola, soy Míchel Suñén. Sólo quería agradeceremos que me citéis en este apartado 'selecto' de novela negra. No es que frecuente foros ni blog habitualmente, pero por casualidad he encontrado esta referencia. A ver si, dentro de poquito, podéis escribir qué os ha aparecido el libro.

Saludos literarios

Lord Derfel Cadarn dijo...

¡Qué casualidad! Anoche empecé a leer 'Diábolo', y debo decir que me está gustando bastante. No sé si es porque está ambientada en mi ciudad y me sitúo mejor, o por qué.

Cuando la acabe haré una reseña, aunque sólo me inspiran los libros que me han gustado especialmente, o los que me han defraudado... (ej: acabo de terminar de leer 'El club gastronómico' y me ha defraudado bastante, se me ocurren muchas cosas que comentar al respecto, así que en breve le dedicaré un 'post').

Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola a tod@s,

El viernes comenzó en Gijón la XXI Semana Negra, una cita imprescindible para los seguidores del género. Mañana martes 15 la librería Bertand organiza un encuentro con Anne Perry que no pueden perderse todos sus lectores.
Nos vemos esta semana en Asturias!

Saludos,

PAUL MURO dijo...

SOY PAUL MURO, PERUANO AFICIONADO A LA LITERATURA DE GENERO, ADEMAS DE JOVEN ESCRITOR TENGO ALGUNOS RELATOS DEDICADOS A LA NOVELA DE CRIMEN O MISTERIO. SI ESTAN INTERESADOS EN CONTACTARME MI MAIL ES: apurlec2004@hotmail.com

José Luís Romero dijo...

...En una ciudad tan populosa y cosmopolita como Barcelona en cualquier lugar hay broncas, en cualquier momento se comenten asaltos o te topas con borrachos al volante. Y la noche es otro país con otro idioma, donde predomina la palabra gruesa, el gesto seco y donde campan a sus anchas los pirados que se dedican a incendiar coches y contenedores para divertirse. A esas horas el peligro y la violencia aumentan exponencialmente, sobre todo en el centro. Por algo Las Ramblas se encuentra en el ranking de las diez calles más peligrosas del mundo...
...Otra cosa era el resto de la Plaza y sus aledaños, donde se movía otro tipo de ambiente. Un batiburrillo de gente de la más baja extracción se daba cita también allí. Los bancos públicos y los suelos estaban ocupados por una variopinta hueste antisocial: gente sin patria ni techo, pedigüeños, camellos, borrachos, drogadictos, liendrosos, feos y los más guarros de Barcelona y otras ciudades europeas se congregaban cada noche entorno al sembrado de terrazas más caras de la Barcelona cosmopolita; una milicia que había renunciado al amansamiento impuesto por el sistema y había asumido el extremismo social como forma de vida...
Extractado de SIEMPRE QUISE BAILAR COMO EL NEGRO DE BONEY M.

http://minovelanegra.blogspot.com/