martes, marzo 13, 2007

'Cambio de piel'

El sábado pasado entre cerveza y cerveza, salió el tema de conversación de “los libros más raros que has leído”. Unos hablaron de ‘La máquina blanda’ (William S. Burroughs). Otro mencionó a ‘Rayuela’, todo un clásico de Julio Cortázar. Ciertamente, el estilo de Cortázar es muy peculiar, no apto para los que fardan de leer más rápido que nadie. Estos libros son para leer despacito y con mimo. Yo me acordé entonces de un libro que tuve que dejar por la mitad porque no me enteraba de nada: ‘Los versos satánicos’ de Salman Rushdie. Sí, ese libro tan polémico, por el que el autor se juega la vida si entra en determinados países. Cometí el error de llevármelo a la playa, para leerlo en la tumbona, ya saben, en plan maruja con ‘El Código Da Vinci’. Pero no, ese me lo tengo que leer tranquilamente en mi cuarto cuando tenga tiempo.
Pero, hay otro libro “complicado” que siempre suelo coger una vez por semana, para leer unas 10 páginas (no más por semana, sería malo para mi salud). Se llama ‘Cambio de piel’, de Carlos Fuentes, “discípulo” de Cortázar. ¿Argumento? Cuatro jóvenes (un chico y una chica mejicanos, una americana y un checo –y no es un chiste–) viajan en coche desde Ciudad de México hasta Veracruz; pero por determinadas circunstancias, se ven obligados a hacer noche en la pirámide de Cholula. Y no, no van tras la búsqueda de los secretos de antiguas civilizaciones. Nada de eso, lo que encuentran ahí son los secretos y frustraciones que cada uno de los cuatro jóvenes esconden en el interior de sí mismos. Unos jóvenes marcados por la II Guerra Mundial y por un México que se contrapone a los EE.UU. de una manera existencial. Pero, al mismo tiempo, un México contradictorio también consigo mismo.
De vez en cuando, Fuentes va intercalando las vivencias de Hernán Cortés en ese mismo lugar, siglos atrás. Todo ello escrito con una absoluta libertad formal, con un estilo literario que bien podría ser definido de “vanguardista”. Para poner un ejemplo, abro el libro al azar por una página cualquiera y ¿qué me encuentro?



“El psicoanálisis convierte los sentimientos en ciencia. El encajoso de Freud le dio categoría de melodrama, ¿a poco no? Eso, eso es lo que él quisiera; que le digan ‘Edipo’ o ‘Jasón’ cuando en realidad sólo es uno como híbrido de John O’Hara y Carolina Invernizzio trasplantado a Kafkahuamilpa. Puro camp. Puro tango. Oh, me sueltas la lengua. No me interesa el caso de Javier, palabra. A nadie le interesa, ya ves”.



Lo dicho, aún no me lo he terminado. Y al paso que voy, tal vez lo acabe a la vez que las obras de la Expo. Pero está claro que es una obra muy a tener en cuanta dentro del panorama narrativo contemporáneo (aunque esta novela haya sido escrita en 1967, es mucho más contemporánea que muchas de las que se escriben hoy). Como ya dijera Vargas Llosa en aquella época: “Carlos Fuentes se ha propuesto convertir en ficción todo aquello que, en cierto modo, ocupa la primera plana de la actualidad en diversos dominios culturales y sociales: construir una novela que sea, al mismo tiempo, un manual de mitología moderna”.
Una novela que fue censurada, no, mejor dicho: prohibida, en nuestro país. Siendo acusada por el régimen de Franco de “pornográfica, comunizante y anticristiana; con símbolos oscuros de magia negra, vudú y candomblé, resumido todo ello en algo peor que una misa negra: en una parodia burda del nacimiento de Cristo. Burda y en un burdel…debería cambiar de título y titularse -Cambio de Condón- (…)”. En fin, tras leer esto, un servidor sintió curiosidad. Normal, ¿no? Ni que decir tiene que lo que la censura llama “pornografía” no es sino todo lo que sea sospechoso de blasfemar contra el orden Cristiano, ultraconservador y filo-nazi. Así que no busquéis aquí “Las edades de Lulú II”. Este libro sólo se lo recomiendo a quienes busquen algo “distinto” que, de vez en cuando, se agradece sostener entre las manos un libro así.

12 comentarios:

Enrique dijo...

Gracias por la recomendación. Lo leeré.

Klaudia Gantús dijo...

para que no te quejes de falta de comentarios... y con segundos de diferencia!!! :) iba a la deriva y he llegado aquí y digo ¡coño, los versos satánicos!, que es uno de mis prefes, y tomo nota de la rekomendación y le echo un vistazo al blog y oye, me gusta me gusta

:* un abrazo!!

k.

Azucena y Encarna dijo...

Hola, somos Azucena Bizén Santpere y Encarna Nicolás Barranco. Formamos -aparte de otras cosas- un grupo poético a dos voces. Nuestro nombre de guerra y de paz literario es "Capitanas del cierzo". Hemos llegado navegando a este original blog. ¿Es un blog abierto?, ¿se pueden publicar poemas en él? Felicidades y un beso. (*Creemos que eres el titular también de este blog, no sabemos muy bien cómo colgar nuestros comentarios en "Poetas Anónimos" y lo hacemos aquí. Este blog también es chulo. Besos).

Shinnee dijo...

Yo esos libros tan espesos no suelo conseguir terminármelos nunca... Pero se apunta la recomendación, para el día que harta de leer bestsellers me entre un ataque de cultura jeje

Yo lo más raro que me he leido es un trozo del Corán preparando un debate sobre "cultura y derechos humanos" en el instituto.

Lord Derfel Cadarn dijo...

Vaya, vaya. Yo que pensaba que hablando de estos libros tan insólitos nadie comentaría este 'post'. Y ya me nah contestado 4 veces en un intervalo de 20 minutillos. Je,je...

Klaudia Gantús, luego navegaré por tus blogs a ver qué me encuentro. Y me alegro de que te haya gustado el mío :D

Shinnee: sí, yo tampoco suelo leer más de uno de estos al año. Tampoco es que el resto de mis lecturas sean bestsellers (aunque la verdad, hoy Saramago, Murakami y Auster casi venden tanto como Ken Follet y similares -otra cosa es que la gente se los lea-). Pero sí, hay que leer de todo: desde ciencia-ficción, novela histórica, literatura gótica y los grandes clásicos también. Todos me gustan por igual (si son buenos dentro de su género, claro).

Azuzena y Encarna, luego os digo cómo enviarme vuestros poemas para colgarlos...

Hanami dijo...

@_@ oh, Derfel, cada dí me sorprenden más las cosas que lees... chico chico, me vas a culturizar y todo, que tanto poner críticas interesantes me entra el gusanillo de echarles un ojo. Y te prometo que me acabaré "La insoportable levedad del ser", de verdad...

Shinnee dijo...

Dios, yo es que no puedo... Lo intento, de verdad, vida sana, deporte, dieta, Saramago... pero es llegar media tarde y desde el salón se oye la melodía erótica del chocolate con almendras (solo tenemos 33 calorías por onzaaa... ven a comernooos).

Libros de escritores hispanoamericanos he leido sólo: Olvidado Rey Gudú de Ana María Matute (y dos veces de lo pinzada que me quedé), y los que me han mandado en el cole. Bueno, y poesía, que sí he leido más. Soy un desastre (venga, mañana empiezo un libro con fundamento)

Lord Derfel Cadarn dijo...

Pues ya que mencionas a Saramago, si no te has leído 'Ensayo sobre la ceguera' te lo recomiendo. Yo me lo leí de un tirón, y desde entonces me enganché a este autor (bueno, sólo he leído 4 libros más suyos). Pero 'Ensayo sobre la ceguera' es un libro que a mí me pareció muy entretenido (me esperaba el típico premio Nobel tostón) y además "con fundamento", como dice el Arguiñano.

gloriamol dijo...

Estoy leyendolo, y a pesar de que soy una lectora avezada, además de escritora, no logro entrar del todo en la obra. Quizá deba seguir tu consejo, empezar de nuevo y leerla lentamente. Me gustaria quedar en contacto contigo para comentar el libro, si estás de acuerdo, porque no conozco a nadie que lo haya leído. hasta pronto

Anónimo dijo...

hola,la verdad es que cambio de piel es un libro extraordinario,es la segunda vez que me lo leo y buscando informacion encontre tu blog,no se como tienes el valor de leete solo 10 paginas a la semana si yo me devoro casi todas las noches igual numero de paginas.es por eso que tienes las cosas bastante revueltas no son 4 jovenes,sino elizabeth de 43,su esposo javier,el escritor frustrado de 47,la alumna de este isabel de 23 y el amigo checo,franz. no pernoctan en la piramide¿de donde sacas eso? sino en"un hotel de segunda"en el pueblo de cholula a ese ritmo que lo lees no me extraña que no le sigas el ritmo ni lo entiendas...me gustaria poder registrarme pero no tengo tiempo ahora asi k mi mensaje saldra como anonimo,saludos

Coqui dijo...

Acabo de leer Cambio de Piel.......es en definitiva un libro distinto, desafiante, a ratos aterrador y a ratos consolador. Es difícil entenderlo, sobretodo si uno buscaba desde la primera línea una narración de una historia casi cronológica y ordenada, de hechos lugares y personajes.....no es NADA de eso. Es un libro de desorden y caos, y creo que en eso radica su espíritu su individualidad. Confieso que lo entendí a medias....aunque al final a quién importa eso, el tema es haberlo disfrutado, sea bueno o malo, corto o largo, pesado o liviano, o lo que fuere.......considero que es de esos libros que hay que volver a leer después de un tiempo no muy largo, para cautivar lo mucho que probablemente tiene todavía para ofrecer a su lector.....y así haré.

Henry Sevilla Morales dijo...

Mi esposa y yo estamos leyendo Cambio de Piel y lo estamos disfrutando mucho. Como muchos de ustedes ya lo han mencionado, es un libro denso, de gran vitalidad literaria, que debe ser leído con detenimiento. Me gustaría quedar en contacto con ustedes para comentarlo cuando lo terminemos (vamos cerca de la página 400). Saludos desde Costa Rica.