viernes, febrero 16, 2007

Zaragoza ¿Metro o tranvía?

Sr. Domingo Buesa, desde aquí quisiera felicitarle por el gran olfato electoral que demostró la semana pasada. En cuanto sonaron voces críticas al ante-proyecto de tranvía, allí apareció usted para hacer suyas (y, por ende, de su partido) las reivindicaciones de los colectivos de vecinos y comerciantes. Los vecinos: que el tranvía va muy rápido, no frena, y ya se ven como en la película “Hijos de los Hombres”, sin niños correteando por las calles. Aunque para evitar atropellos existen las llamadas señales ópticas (semáforos) y acústicas (bocinazos). Y, el remedio preventivo más eficaz: una correcta educación vial para los niños, para cuyo logro los papás y las mamás deben implicarse como el que más (“hijo mío, mira por los dos lados antes de cruzar”, así me lo aprendí yo).
Los comerciantes: que necesitan espacios habilitados para la carga y descarga de mercancías. Que yo sepa, y corríjanme si me equivoco, ni en Fernando el Católico, ni en la Gran Vía, ni en el Paseo de la Independencia, ni en el Coso, ni en Cesar Augusto... existen zonas de carga y descarga (que los comerciantes y proveedores se salten las normas y descarguen ahí las mercancías ya es otro asunto). La carga y descarga suele hacerse en calles interiores o bocacalles, y suelen ser zonas habilitadas en medio de un carril de aparcamiento en las que hay dos señales delimitando la zona: “Prohibido aparcar de 9:00 a 16:00. –Zona de carga y descarga–", para así evitar que el camión aparque en segunda fila u ocupando la vía (por ejemplo: el camión que lleva la mercancía a Fnac no se le ocurre estacionar en medio del Coso, lo hace en la calle paralela, Cuatro de Agosto).
Bien, pues Don Domingo Buesa, cual sanguijuela (pegándose a dichos colectivos y chupándoles la “sangre” apropiándosela para sí), se suma a estas curiosas, y completamente legítimas, protestas, recogiendo firmas (organizando en tiempo récord la correspondiente recogida de firmas), y sin pararse a pensar en un proyecto alternativo: “Nosotros no tenemos que presentar ninguna alternativa porque este ante-proyecto de tranvía es malo en sí mismo” (Domingo Buesa). Vamos, que según este aspirante a Alcalde, antes que un tranvía es mejor no hacer nada de nada. Porque yo también pienso que el actual transporte público de Zaragoza es malo en sí mismo (imagínense: infinitas filas de autobuses colapsando la ciudad, y más ahora con los nuevos ‘pivotes’ del carril bus que impiden el adelantamiento entre buses y taxis –una vez dentro de ese carril, no hay escapatoria posible, marvelous!-) pero sí me pongo a pensar en posibles alternativas, y eso que no soy responsable público. Ay... la de estupideces que uno puede llegar a hacer/decir con tal de ganarse unos cuantos votos.

Excmo. Alcalde Belloch, quisiera mostrarle mi perplejidad al escuchar su postura ante la dicotomía metro-tranvía para el eje norte sur de Zaragoza. Primero nos dice que el billete de metro nos iba a costar 5 euros ¡el más caro de España! ¡Qué lujo! (1 euro cuesta el billete sencillo en Madrid). Y claro ¿quién iba a estar dispuesto a pagar esa cantidad? Pero a mí que me expliquen: si realmente cuesta 5 euros, por qué en otras ciudades han logrado rebajar ese precio y por qué aquí no se puede hacer lo mismo.
También nos dice, ¡qué carai!, que le parece un absoluto disparate pensar que se puede atravesar el Ebro en Metro, mon Dieu! ¿Acaso el Ebro es más río que el Sena, el Main, el Támesis, el Hudson o el Nilo? En fin, yo no soy ingeniero ni nada de eso, pero no creo que el río Ebro constituya una barrera infranqueable. Por cierto, Excmo. Alcalde, para su información le diré que no es necesario sumergirse a 200 metros bajo el agua para que el metro cruce un río. No insulte nuestra inteligencia y díganos que su equipo de gobierno no tiene la capacidad ni la fuerza de voluntad suficientes como para emprender semejante obra. Díganos que Zaragoza no está preparada para recibir un metro o que los zaragozanos no nos merecemos un metro bueno, bonito y barato. Ay... la de estupideces que uno puede llegar a hacer/decir con tal de no perder la Alcaldía.

Lo que sí es una barrera infranqueable son los restos arqueológicos que, con toda seguridad, se hallarían al levantar la zona centro y el casco histórico, de modo que (muy a mi pesar, porque la solución que más me gusta a mí es la del Metro) va a resultar muy difícil que el Metro pase por el subsuelo de Independencia, el Coso o César Augusto. Oye, pero me suena que en París y Nueva York tienen alguna línea de metro que en algunos tramos sale a la superficie (algo así podría hacerse para evitar los restos arqueológicos y cruzar el temible río Ebro).
Pero vamos, algo hay que hacer para resolver el deficitario servicio de transporte público del que “gozamos” en Zaragoza, problema que irá agravándose conforme crezca la ciudad en extensión y en número de habitantes. Y a mí me la sopla que la cuestión sea resuelta por Belloch o por Buesa, por PSOE o PP, pero que hagan algo para mejorar la calidad de vida del vecino zaragozano ¡leñe!
A todo esto ¿Estará el centro de Zaragoza totalmente levantado por las obras del tranvía/metro coincidiendo con la Expo 2008? ¿Qué imagen de Zaragoza se llevarán los turistas cuando vean una ciudad levantada, un hermoso paisaje con escavadoras y grúas? Espero que no sea éste el cuadro que nos encontremos durante la Expo.

5 comentarios:

ENRIQUE dijo...

¿Y si no lo hiciera Belloch, ni Buesa? Haaayyy laaaanzo eeesta poooosibilidaaad. A buen entendedor...

Enrique dijo...

Sin acritud: "caray", eufemismo de "carajo" e interjección que significa "caramba" (DRAE), se escribe con i griega. Un besito.

Enrique dijo...

He visto la paja con perdón en el ojo ajeno y no la viga en el propio: quería decir "ahí" (y no "hay"). Escusemuá.

Hanami dijo...

Completamente de acuerdo con usté, señor Derfel. En ambas dos críticas. Uno por lo trepillas que son los de la oposición... y otro porque yo también creo que el metro es mejor que el tranvía...

Y que casualidad que en la hojita de recogida de firmas del PP no indicaban ninguna propuesta costructiva, solo NO! al tranvia... y en cambio, al final de todo el panfleto PPril que acompañaba a la hojita, en 2 lineas, te ponían que el PP apostaba por el metro... Pero claro, ya sabemos que la propaganda electoral se libra del control de la ley de Publlicidad, porque al contrario que los folletos de publicidad, ahi pueden decir todas las mentiras o falsas promesas que quieran que no es publicidad engañosa... Desde luegooooo....

Y lo de los restos arqueológicos se soluciona cavando un poquito más hondo... que son tuneladoras leñe! se pasa por debajo de los restos y punto! Total, hay escaleras mecánicas...

Shinnee dijo...

Ah, bueno, no os quejéis de líderes políticos que en todas partes cuecen habas jeje. Aquí se pegaban sobre si enterrar o elevar las vías del tren, y cada vez que cambiamos de partido en la alcaldía pican el suelo de la Calle Mayor y ponen uno nuevo. Encima el último que han dejado es un asco y se me meten los tacones por los agujeros... el sábado perdí un zapato 3 veces.