lunes, octubre 15, 2007

TRASLADEMOS LOS PILARES AL DESIERTO

Los vecinos del barrio de Valdespartera ya han formalizado su primera queja por el exceso de decibelios y las demás molestias que producen las ferias en su nueva ubicación durante la festividad del Pilar. Es verdad, yo vivo junto a la Plaza de San Francisco y oigo los ruidos de los recitales y de las casas regionales con sus gaitas, zambombas y castañuelas, y... ¡leñe! cualquier día de estos llamo a la policía para que proceda a la correspondiente medición de decibelios y me quejo como manda la Ley. Propongo que hagan lo mismo los vecinos que viven en las diversas bocacalles del Paseo de la Independencia, que seguro que esos conciertos gratuitos y multitudinarios no les dejan pegar ojo hasta pasada la media noche. ¡Venga, todos a medir decibelios! Los hoteles cercanos a la Pza. del Pilar que hagan lo suyo, los vecinos de Miguel Servet que insistan en ello un año más. Que es sólo una semana ¿y qué? Que son nuestras fiestas patronales ¿y a mí qué me cuenta, señora? Le propongo al Sr. Belloch que se plantee la posibilidad de trasladar todas las celebraciones y festejos del Pilar al desierto de los Monegros. Así no se causaría ninguna molestia a los vecinos ni de ruido, ni de tráfico, ni nada de nada. Eso sí, el ambiente festivo en el casco urbano no lo íbamos a respirar por ningún lado, pero lo importante en la semana de las fiestas del Pilar es no sobrepasar los decibelios de ruido. Eso, para algunos, está fuera de toda discusión.

Claro, siempre habrá quien se queje diciendo que si llevamos las fiestas a los Monegros, el desierto dejará de serlo por definición y que semejante desbarajuste léxico, convertir un desierto en un tumulto superpoblado y alborotado, es intolerable. Y no les falta razón... no les sobra razón.

Oye, y cuando hagan la fiesta de inauguración de la Expo 2008 que los vecinos del barrio del Actur midan bien los decibelios, que si superan los máximos permitidos tienen premio asegurado. Además, menudo agravio comparativo, que las fiestas del Pilar sólo duran una semana, mientras que la Expo durará varios meses... ¡Trasladen también la Expo a los Monegros y dejen de molestar al humilde contribuyente con tanta ruidera festiva!

4 comentarios:

Enrique dijo...

¡¿Pero no puedes decir lo mismo sin gritar, co?!

Hanami dijo...

Y lo que cuesta aparcar aquí en el Actur durante las fiestas qué, eh?? Que mi calle también ha estado plagada de coches de señoritos/as que han venido aquí a pasarselo bien... Ya podían haberse quedado en sus casas y no venir a Zaragoza a la juerga, a llenar las calles y a hacer gasto, hombreya!


Si es que la cuestión es quejarse... todo el mundo quiere fiestas, porque p'al Pilar sale lo mejor... pero no que sean cerca de su casa...

Hatt dijo...

Ná, como en Tenerife... Si ellos denuncian el Carnaval, nosotros las fiestas.

Lord Derfel Cadarn dijo...

No grito, co! Si quisiera gritar gritaría algo así como:

¡Viva Zaragoza!
¡Viva las fiestas del Pilar!
¡Viva SSSSSpaña!
Ein prosit!

Ein prosit, ein prosit der gemutlichkeit!

Arribaabajoalcentropadentro¡SALUD!