lunes, julio 23, 2007

Ambar 1900 edición Héroes del Silencio

La Zaragozana y Héroes del Silencio han anunciado el lanzamiento de una edición especial de la cerveza Ámbar 1900, para conmemorar la vuelta a los escenarios de la mítica banda liderada por el zaragozano Enrique Búnbury. De este modo, el grupo aragonés "rompe su silencio" con el lanzamiento de esta promoción. Es la primera vez que una marca de cervezas y un grupo de rock van de la mano en un mismo proyecto. El producto estará a la venta a partir del 27 de julio.

La colección constará de seis etiquetas diferentes, todas ellas contendrán imágenes relativas a la mítica banda zaragozana. En concreto las instantáneas hacen referencia a "El Mar no cesa", "Senderos de Traición", "El Espíritu del vino", "Avalancha", al Tour 2007 y a "El Ruido y la Furia". El director de Marketing y Comunicación, Enrique Torguet, ha señalado que el proyecto "es más que un negocio, es más bien un compromiso con Héroes, una responsabilidad con los seguidores del grupo".

Los botellínes, de 33 centilitros, costarán 0,95 euros cada uno y saldrán a la venta en cestas de seis unidades en los supermercados de toda España. Además, también podrán ser adquiridas a través de Internet para que puedan disfrutar de ellas quienes viven fuera de nuestro país. Cada botella llevará un código que permitirá el acceso a diversos sorteos.

La promoción se extenderá, previsiblemente, hasta finales de diciembre o principios de enero de 2008. Torguet ha señalado que los seguidores y fans del grupo musical podrán comprobar su conocimiento sobre el grupo y acceder a un amplio álbum fotográfico en la página www.ambar1900.com



La Ambar 1900 es una cerveza pale ale, rubia y suavecita que apenas deja postgusto amargo sino un intenso sabor al cereal con el que está hecha. Espero que esta promoción sirva para dar a conocer al resto de los españoles esta magnífica cerveza (y que la gente se deje de Heinekens y Coronitas, leñe! ¡Más producto nacional es lo que tenemos que consumir!) Y... tranquilos, que no tengo intención de acudir el viernes corriendo a llevarme un pack, que no soy tan friki de la cerveza (y tampoco soy muy fan de los Héroes, dicho sea de paso).

11 comentarios:

Hatt dijo...

Pues a mi la 1900 nunca me ha terminado de llegar, no te creas...

Lord Derfel Cadarn dijo...

Hombre, tampoco es de mis favoritas, pero hay que reconocer que en nuestro país el tema de las cervezas está muy descuidado, y eso de que llamen cerveza a basuras como la Estrella Damm, Cruzcampo y similares, tiene delito.

Sin embargo, la Ámbar 1900 es perfectamente comparable a cervezas como Pilsner Urquell, Becks, Heineken y similares. E incluso es bastante mejor que la sobrevalorada Stella Artois. Eso sí, siempre que no la bebas a morro del botellín como solíamos hacer en aquel antro oloroso llamado Sidecar.

Pero, por supuesto que prefiero una Hoegaarden (en cualquiera de sus tres variedades) o una Leffe Blonde o Radieuse, o una Judas (Priest), o una Pauwel Kwak, o una Paulaner, Delirium Tremens... Aunque para quitarte la sed (después del agua) la 1900 es más apropiada que una Judas...

Hanami dijo...

Y yo que pensaba que creías que lo mejor para la sed era el Aquarius o la Cocacola...

Y fan de Héroes no se si serás, pero te vas al concierto, pecadorr...

Lord Derfel Cadarn dijo...

Bueno sí, depende del momento. Lo cierto es que lo mejor para la sed es el agua. Aunque la verdad es que a mitad de mañana, si me entra sed, aprovecho y me tomo una pepsi-cola light, que de paso me despierta un poco. Pero la sed de cansancio, de haber sudado, de necesitar reponer líquidos y tal... lo que mejor me entra es un Aquarius.

Y, por último, si estás por ahí con los amiguetes y tienes sed: cerveza suavecita y fresquita!

Ea!

Lord Derfel Cadarn dijo...

Uy... lo olvidaba!!
Por las noches, antes de echarme a la cama prefiero beber un vaso leche fría, ni caliente, ni templada, ni del tiempo ¡FRIA!

Enrique dijo...

La leche no te creas que es muy buena. Y menos por la noche. Aunque a mí también me apetece a veces en verano, así blanquita. Hay que tener un concepto amplio de cerveza. Es cierto que en España no existe esa tradición cervecera. A mí, sin embargo, no me da ninguna pena; pese a que me encanta la cerveza. Estoy abierto al mundo de la cerveza (quien me conoce lo sabe), pero si existe una tradición en España en materia de cervezas es, precisamente, la tradición de muchas de esas cervezas que condenas. La cultura de la cerveza en España es la cultura de la caña, del chiringuito, del botellín cañí, del penalti zaragozano, y no la cultura de la cata de cervezas para señores graves con gafas. Que me parece también muy bien que eso exista. Pero sin cargarnos esnobmente lo anterior. Con el mundo del vino pasa un poco lo mismo: hay un esnobismo acojonante en este país (que empieza a extenderse incluso a las aguas minerales), con la diferencia de que la cultura del vino sí que es una cultura típicamente española. Aún así, la base de esa cultura son los vinos recios de Cariñena, las tascas de los pueblos, el "montilla" andaluz, etc. y no los decantadores, las escuelas de sumilleres y todo eso. Que, repito, me parece también positivo que existan. Pero sin olvidar de donde venimos. El otro día en un bar viví un buen ejemplo de esto que quiero decir: se acercó un viejo a la barra y le dijo a la camarera: "Ponme un clarete, por favor; eso que ahora llamáis rosado...".

Lord Derfel Cadarn dijo...

Pues a mí sí que me da pena la escasa tradición cervecera de España. No voy a relegar la cultura del vino a un seguno plano, es muy importante conservar ese patrimonio (no el falso esnobismo ni tampoco el esnobismo puro), pero tampoco hay que llegar al absurdo de ese cierto poso que inevitablemente ha quedado en la cultura de los españoles. Si vas a cenar con los amiguetes, lo guay es pillarse una botella de tinto, aunque cenes unas gambas con gabardina y unos aros de cebolla en un cuchitril y te saquen el vino de la casa cabezón, cabezón. Pero mola, el vino es sano y la cerveza es más para machotes, brutos y alcohólicos.

Suena exagerado, pero es que es así... o, al menos, mucha gente funciona así y en determinados ámbitos te siguen mirando raro si en vez de vino en la cena/comida, te pides una cervecita, que va mucho mejor para la comida, lo he explicado mil veces (cerveza: tiene menos alcohol, su sabor es menos intenso y no se apodera del sabor de la comida, está fresquita y hace pasar mejor la comida, tiene menos calorías...).

Ya no pido lo que tienen en los restaurantes alemanes y belgas (junto a la carta de vinos, una carta de cervezas de distintas variedades), únicamente pido que no quede de cutre, inculto, y poco refinado eso de beber cerveza en los banquetes.

Yo reivindico la cerveza, pero alejándome del esnobismo. Si me bebo una cerveza belga, pues me la bebo tranquilamente, sin catarla como los sumillers. Aunque lo normal es que me casque una cañita Heineken, Ámbar o lo mas normalito (y barato) que tengan en el bar, chiringuito, etc. Y si no tengo más remedio, me bebo una Damm (con aceitunas y berberechos al vinagre).

Pero bueno, no me importa seguir quedando como el paleto que bebe cerveza cuando el resto de los comensales refinados beben vino francés.

PD: Yo eso del clarete lo he mamado mucho en la Rinconada de Lorenzo...

Enrique dijo...

No iba por ti, eh, ni mucho menos lo del esnobismo cervecero, ni ningún otro. De todas formas, no estoy de acuerdo en que la cerveza sea buena compañera de la comida, salvo platos muy determinados. Me refiero a una comida sentado, de mantel y tal; no hablo de picar algo por los bares. En mi opinión, no es más ligera, sino que llena más por el gas. Su sabor no sirve para maridar los alimentos (o sea no, ¡uy, esto sí que es pijo y esnob!), etc. El vino potencia el sabor del alimento y viceversa. Confieso, de todas formas, que yo no sé apreciar esto del todo y que me fío de los que (no esnobs) saben más que yo. Sin caer en localismos, ni en paletadas, creo que tenemos que aprender muchas cosas de los alemanes, pero quizás la alimentación y la gastronomía no sea una de ellas: ni por salud, ni tampoco siquiera por placer. A todas nos gusta meternos de vez en cuando una salchicha entre pecho y espalda (¡uy, con perdón!), pero hay que saber diferenciar. Creo que cada cosa tiene su tiempo. Que el mojito, pongo por caso, puede ser magnífico; pero quizás no sea el mejor acompañamiento para una paella o para un cocido. Eso me pasa a mí con la cerveza. Aunque también, ya digo, pienso que en algunos casos puede acompañar bien a una comida. Una cosa de Lord Derfel que nunca he entendido era cómo podía cascarse una birra del quince justo después de comer abundantemente. En cualquier caso, todo esto que digo sólo sirve, en principio, para mí; no sé si alguien más estará por ahí de acuerdo conmigo (quizás no en un blog tan cervecero como creo que es éste). Las reglas, al fin y al cabo, también están para saltárselas...

Lord Derfel Cadarn dijo...

Hoy cervecita, el sábado wishkazo en el Nikita.

Bocaseca woman dijo...

¡Uoh! Pues habrá que probarla.

"Enrique Torguet, ha señalado que el proyecto "es más que un negocio, es más bien un compromiso con Héroes, una responsabilidad con los seguidores del grupo"... Bueno sí, eso es lo que se suele decir...

De todas formas yo no soy extremadamente fan de Héroes, pero sé que fue uno de los mejores grupos del panorama musical español y de alguna forma "crecí" escuchándoles (ché, que pequeña soy), porque a mi hermano le encantan (tiene la discografía casi entera y original).

Anónimo dijo...

www.bunburydad.foro.st