jueves, marzo 15, 2007

Cine ¿arte o negicio?

Este post está en cierta medida relacionado con el anterior.
¿Arte o negocio? A menudo el cine es ambas cosas a la vez, aunque es mucho más habitual el cine entendido como negocio o espectáculo, relegando a un segundo plano a los realizadores que ven en el cine algo más que pura pirotecnia y palomitería.
No es mi intención machacar a los cines de mi ciudad, es que son los únicos de los que tengo datos y, además, me lo ponen a huevo.

Nº de salas: 47
Nº de películas: 26

Y estas son algunas de las películas repetidas:

Epic Movie: se proyecta en 3 cines distintos.
El motorista fantasma: en 3 cines.
Captivity (la peli de miedo de la hija maciza de Jack Bauer): en 3 cines
The Host: en 3 cines
Un puente hacia Terabithia: en 3 cines
Noche en el museo: en 3 cines
Diamante de sangre: en 3 cines
El velo pintado: en 3 cines...

En fin, ya veis que, el que quiera, puede ir a ver cualquiera de estos títulos (no me meteré con su dudosa calidad, porque sólo he visto uno de ellos: 'Diamante de sangre', y ya sabéis lo que opino de él) en tres puntos distintos de la ciudad y con una generosísima amplitud de horarios.

Claro, luego que en Zaragoza no hay salas suficientes como para estrenar todos los títulos que sí se estrenan en Madrid, Barcelona o Valencia... Evidentemente, en una ciudad en la que se apuesta por el cine espectáculo-negocio de una manera descarada, no esperes ver la película de animación basada en el cuento de Ernest Hemingway: 'El viejo y el mar', ni tampoco el documental sobre Fernando Fernán Gómez, ni 'Apocalypse Now Redux', ni 'El dulce porvenir', ni mucho menos 'Inland Empire', y un larguísimo etcétera.

Y también tenemos el caso particular de los cines Renoir, que siempre se han caracterizado por apostar por el cine independiente y de autor, de dar oportunidades a películas con difícil encaje en el circuito comercial; pero que mantiene en su cartel 'El Laberinto del Fauno', estrenada el 11 de octubre de 2006 (hagan las cuentas, a mí me salen 5 meses). Que sí, que a mí esa película me gustó bastante, pero creo que la gente ha tenido tiempo de sobra para verla tropecientas veces y más. Incluso ya pueden verla en DVD si quieren. Sin embargo hay otro tipo de público al que no se le da ninguna oportunidad de ver las películas que desearía.

En fin, está claro que mis argumentos no son absolutos, ni mucho menos. Cada cual, en todo, tiene sus prioridades. Y en esta ciudad, hace tiempo que ha quedado clarísimo cuáles son esas prioridades.

6 comentarios:

Enrique dijo...

Cine ¿arte o negicio?: Negicio.

Hatt dijo...

Siempre nos quedarán las copias de seguridad, comprar dvd´s de importación (y no las infraediciones de manga, divisa o filmax), las VO, la filmoteca y París...

Nos leemos.

Hanami dijo...

Si que te ha picado que no estrenen Inland Empire, eh?? Te veo reivindicativo...


Pero piensa, aqui lo que cuetna es el negocio. Y a ver quien es el guapo que le dice al cine grande X "no, tu te quedas sin poner la pelicula taquillera porque hay que promocionar el cine independiente y de autor que van a ver cuatro gatos... Ah, que vas a perder dinero?? te jod**"

Que la pela es la pela... aunque también me pregunto que rentabilidad tienen determinadas peliculas que entras y solo estan 10 o 15 personas en una sala en la que caben tropecientos, pero en fin...

Lord Derfel Cadarn dijo...

Hombre, desde luego que desde el punto de vista del capitalismo neoliberal, el cine acabará dejándose de llamar "el 7º Arte".

Tampoco soy muy amigo del intervencionismo público en todos los ámbitos, pero a veces es una solución para defender determinados intereses. En fin, "yo no sé mucho de licencias municipales..." pero si un empresario quiere abrir un cine en una ciudad X, necesitará una serie de licencias y autorizaciones del Ayuntamiento del Municipio X. Si ese Municipio tiene una Concejalía de Cultura que vela por esa "cultura" y por la libertad de opción por parte del ciudadano, intentará que en los cines de esa ciudad se estrenen el mayor número de películas posibles. Claro, en una ciudad en la que hay 4 cines, es comprensible que ésto no sea factible. Pero en una ciudad como Zaragoza, en la que disponemos de la friolera de 47 salas, no es de recibo que se quede ni una sola película sin estrenar, de verdad. El Ayuntamiento debería tener una Ordenanza Municipal que regulase esta cuestión (dentro de la más extricta legalidad constitucional) y dijera: "Vale, si ustedes quieren tal licencia para tener este cine, se deben comprometer a estrenar este tipo de películas 'difíciles' procurando ofrecer al espectador zaragozano la más amplia oferta de ocio/cine posible". ¿Que a España llegan pocas copias de una película? Pues bien, se estrena unas semanas más tarde, pero que no pase de largo.

Al final, como siempre, será la Filmoteca (dependiente del Ayuntamiento) la que se encarga de estrenar tarde y mal todas esas películas que no tienen cabida en el circuito comercial (lo de "mal" lo digo porque suelen exhibir cintas rancias, con muchísimas manchas y defectos de celuloide, y además la sala es de lo más incómoda que existe).

Ya sabéis que en muchos países europeos las películas se proyectan en V.O.S. Concretamente, en Francia, es una de las medidas del Gobierno para fomentar su cine autóctono. Los franceses son tan vagos como nosotros, y si les haces leer subtítulos dicen, "pos pa eso nos vamos a ver una peli francesa, mon dieu!". Y así pueden fardar de ser el país europeo que más cine autóctono ve en sus salas.

Ah, y en mi blog puedes decir todos los tacos que gustes: nada de "te jod**". Di, ¡¡TE JODES, COÑO!!

Y sí, yo también dudo de la rentabilidad de algunas películas, que vas y sólo estás tú y el acomodador. Por ejemplo, cuando hace años fui a ver "La Ruta hacia El Dorado", ahí sólo estábamos dos personas. Ni una más ni una menos. En una sala bien grande y hermosa, ¿eh?. Que conste.

Rober dijo...

Pues eso, el cine es un negocio, esta claro...
La solución, yo creo que sería una filmoteca "de actualidad", algo dependiente del Estado (total gastan los cuartos en cosas más absurdas, como libros de fotos de la Virgen Maria con el chirri al aire), que emitiese todas esas novedades que se quedan fuera de los circuitos comerciales típicos.
Y es que claro, al ser negocios privados, como mu bien dice Hanami, pues no puedes obligar a un señor a poner en su sala algo que no quiera.

Lord Derfel Cadarn dijo...

Sí, la verdad es que yo hace años que no voy a la Filmoteca. O echan películas que no me interesan, o las que me interesan ya las he visto en el cine y/o DVD Home cinema que te cagas in the night. Así que, poco útil me está siendo últimamente... (ahora Hatt dirá que a él le satisface muy especialmente la oferta de la Filmoteca, que tb puede ser, cada cual tiene sus gustos, yes of course).

Ah, y ya he dicho antes que el Ayto, SÍ puede "obligar" a los cines a fomentar determinado tipo de cine, pues desde el momento en el que estos empresarios privados necesitan una autorización municipal es porque están realizando una actividad de "interés público". Pero bueno, esto es algo que no se ha debido de plantear aún ningún Ayuntamiento, porque no tienen ningún Alcalde cinéfilo. ¡¡Lord Derfel for Mayor!!

Y ya que sacas el tema de las vírgenes fogosas de Extremadura... te digo que eso me huele a preparativos para una manifestación anti-ZP. Es una polémica que sucedió ya hace 3 años. Por la que Rodríguez Ibarra pidió disculpas en su día, disculpas que fueron aceptadas por la Iglesia Católica y por el último merovingio en persona. Ahora nos lo sacan otra vez a la luz. Los ultra-católicos se revuelven. Además, esta semana se ha aplicado un artículo del Código Penal de 1995 para poder prácticar la eutanasia a una pobre señora que lo pedía a gritos. Ese Código Penal fue aprobado con el consenso del PP y PSOE. Si a los conservadores no les convencía eso de la eutanasia pasiva, tuvieron 4 años de mayoría déspota aznarista para cambiarlo. Si no lo cambiaron es porque no lo vieron necesario. Pero lo que sí que ven necesario es desgastar a ZP. ¡Adelante! Un sábado de estos salgan a manifestarse en defensa de la vida y la libertad religiosa. Como siempre digo: están en su perfecto derecho.

PD: Me alegro de que por fin hayas participado en mi blog, Rober. Hoy es un día especial. Te hago el amor si quieres.