martes, febrero 27, 2007

Curiosidades Varias

Los 36 dientes de Freddie:

Era evidente que pobre Freddie Mercury tenía un complejo con su dentadura. Sus dientes tenían un tamaño considerable y estaban un poco desordenados, pero eso le otorgaba una peculiaridad que le hacía único (bueno, eso y también su voz, su manera de provocar sobre el escenario, su especial talento a la hora de componer canciones, esa extraña forma de tocar el piano…). El chico se tapaba la boca al reírse, se dejó bigote, y no sólo porque fuera la moda en los bares de ambiente, e hizo todo lo posible para disimular su “defecto”. En fin, el que escribe esto sabe lo que es tener los dientes grandotes, y menos mal que con 13 años me llevaron a uno de esos ingenieros dentistas y me pusieron andamios para evitar el desastre. Tan grandes eran las “piezas” (así las llamaba el odontólogo) que me mandó a que me quitasen cuatro hermosas muelas para encajar ahí todo lo que cupiera (32–4=28). Pero la cuestión es que, viendo el programa ese llamado ‘Uno contra 100’ me enteré de que Freddie Mercury tenía cuatro dientes de más (dicha “anormalidad” tenía su nombre científico y todo) que hacían presión sobre el resto, empujándolos hacia fuera… (32+4=36). ¡De lo que se entera uno viendo la caja tonta! Y yo que me leí decenas de biografías de Freddie y a estas alturas aun no conocía este curioso dato.
En fin, de haber vivido unos años más tal vez se hubiese ido con su amigo David Bowie a arreglarse la boca, que igual les hubieran hecho un 2x1.

¿En las montañas de la locura?:

Sí, ya sé que últimamente a algunos os he rayado un poco con la obra de H.P. Lovecraft; pero es que el tema está más de actualidad que nunca. Para quienes desconozcan el argumento de este relato, trataré de resumírselo lo más brevemente posible:
Un grupo de científicos viaja a la Antártida para realizar diversos estudios y experimentos. Mientras parte de ellos se quedan en el campamento base, otros parten en una especie de avanzadilla hacia el interior del continente. Por radio comunican al campo base que han hecho un descubrimiento extraordinario: encontraron enterrados unos seres que no saben si clasificar como animales o vegetales. El protagonista y otro personaje encuentran una ciudad en ruinas y descubren que los seres extraños son… ¡Ajá! No os voy a hacer spoiler, tranquilos (máxime cuando el mexicano Guillermo del Toro tiene previsto hacer una versión cinematográfica del relato en cuestión). La cosa es que alguno de los seres que aparecen siempre en los cuentos pertenecientes a ‘los Mitos de Cthulhu’ suelen parecer una especie de cefalópodos invertebrados de proporciones descomunales, con enormes tentáculos, que manifiestan signos de inteligencia, etc. etc. etc. (asústate porque lo digo yo). Por no mencionar a los pingüinos albinos gigantes… Pues últimamente han ido apareciendo en los medios (bueno, suele ser la agencia EFE la informadora) diversas noticias que nos informan sobre curiosos descubrimientos científicos muy relacionados (para una mente enferma y retorcida como la mía) con los relatos de H.P. Lovecraft:
- En primer lugar, estaría el asunto de los pulpos inteligentes, que ya trató Hanami en su blog: los pulpos son lo más parecido a inteligencia extraterrestre que podemos encontrar en la tierra. Resulta que han seguido una evolución paralela a la de los vertebrados, y han llegado a convertirse en el organismo invertebrado más complejo... e inteligente. (visiten:
http://frikadicasvarias.blogspot.com/2007/02/quiero-un-pulpo-mascotaaaw.html).
- El jueves 22 de febrero, la agencia EFE informa: “Encuentran un calamar gigante de media tonelada en Nueva Zelanda”. Un equipo de pescadores neozelandeses apresó en aguas del Océano Antártico un calamar gigante de 450 kilogramos y ojos del tamaño de un neumático, quizás el de mayores dimensiones jamás capturado intacto. El animal, de la familia de los Architeuthis, estaba todavía vivo y estaba comiéndose a otro pescado cuando fue arrastrado hasta la superficie. La tripulación del barco se apresuró entonces para subirle a bordo en las mejores condiciones posibles, por lo que apagaron la bobina y buscaron la mejor manera de introducirlo en la carga de la embarcación antes de congelarlo y llevarlo de vuelta para ser analizado por científicos.
http://www.periodistadigital.com/ciencia/object.php?o=582640
El ministro confirmó que el animal, de diez metros de largo, ya se encuentra en Nueva Zelanda y que es el adulto de mayor tamaño que ha podido apresarse totalmente intacto. Los calamares gigantes, pertenecientes como su hermano más pequeño y la sepia a la familia de los cefalópodos, son una de las criaturas más misteriosas de las profundidades del mar, y pueden llegar a medir hasta catorce metros de largo desde la punta de la matriz hasta el final de los tentáculos. Nadie sabe a ciencia cierta hasta qué tamaño llegan a crecer, o su longevidad, pese a los numerosos estudios practicados hasta la fecha en animales muertos.
- Noticia de ayer, 26 de febrero: “Descubren en la Antártida numerosas especies desconocidas hasta ahora”. Un grupo de científicos internacionales ha descubierto una serie de especies animales hasta ahora desconocidas durante una expedición frente a las costas de la Antártida. Descubrieron 15 cangrejos, una estrella de mar de 12 brazos y un ejemplar de pólipo desconocidos hasta ahora (especies que son consideradas los primeros colonizadores). Al parecer, el calentamiento global está provocando importantes cambios en la biología marina, facilitando que se produzcan colonizaciones en las zonas afectadas por el deshielo.
Los Premios Razzies:

Pues sí, lo de este año en los premios ‘Razzies’ no puede ser catalogado más que como una curiosidad más. Ya era insólito el sólo hecho de que ‘La joven del agua’ estuviese nominada, pero es que al final se ha llevado el “galardón” al peor director y al peor actor de reparto, ambos para M. Night Shyamalan. Es obvio que en los EE.UU. existe un sector del público y de la crítica que no tolera que este director sea capaz de hacer películas tan dispares como ‘El Sexto Sentido’ y ‘Lady in the Water’ (aunque a James Cameron, Steven Spielberg y Ridley Scott se les puede tolerar cualquier cosa, claro, como son los putos intocables de Hollywood… en fin). Como ya dije en su día, es probable que parte de la culpa se deba a los patéticos trailers con los que nos acostumbran a torpedear las distribuidoras y productoras. Nos intentaron hacer creer que íbamos a presenciar una peli de mucho miedo, pero luego resultó ser algo completamente distinto: un cuento de fantasía. No voy a sobrevalorar esta película, pues no es perfecta (sus defectos tiene), pero aun así sigue siendo una cinta notable que no merece semejante desprecio. Pero bueno, habrá que respetar los gustos de la culturilla norteamericana.
En cualquier caso, los razzies han dejado de ser un evento gracioso y, hasta cierto punto, simpático; pues han evidenciado la ausencia de criterio de esos culturetas, guays y demócratas que iban por la vida de Mesías de lo que no debe hacerse en el cine.

5 comentarios:

Enrique dijo...

Lo del Fredimercuri sobrepasa ya tu frikismo. Yo, amigos, y supongo que muchos de vosotros también, he visto cómo el Lord Derfel (cuando era aún casi un niño de teta y tenía sus dientecicos de leche, por seguir con el tema) orgasmaba en escenarios de karaoke cantando "Queen". Ahora bien, que me salieras con los dientes de éste no me lo esparaba. Me ha recordado un libro magnífico que tuve hace poco entre mis manos: "Los dientes de Franco". En él, un odontólogo con bastante tiempo libre hacía un estudio de la dentadura del dictador, tratando de sacar explicaciones de su comportamiento en sus dientes. A los niños con dentadura similar a la de Franco, deberían reconstruírsela ya en su más tierna infancia. El libro tenía también unos apéndices en los que se hablaba de los dientes de, entre otros, Felipe González. Como véis, droga dura. Quizás si Freddy hubiera vivido más, hubiera dado un golpe de Estado en el mundo gay, vete tú a saber.
Lo del calamar me ha abiero el apetito: la de rabas que le sacaba yo... A ver si encalla uno así en el espigón de Sol de España (para más información, visitar Frikadikas Varias).

Hanami dijo...

Curioso curioso lo de los dientes de Freddie... pues yo conozco a uno que tuvo también 1 diente supernumerario de esos. En concreto entre los dos incisivos centrales. Tenía forma como de colmillo, y una raíz que no veas... Se lo tuvieron que quitar porque además de antiestético le desplazaba todos los dientes, y tenía un incisivo ya de canto...

Así que aparato al canto, pobrecico, pero lo bien que ha quedao, ñe! Al Freddie le tenía que haber cogido también un buen odontólogo!

Lord Derfel Cadarn dijo...

Enriquico maño... ¡qué cosas me lees! Eres bizarro cañí, un nuevo género dentro de la especie freak.

Bueno, veo que la gente no se anima a comentar mis 'posts'. Visitas tengo un huevo, eso sí. Pero cada vez me hacéis menos comentarios. ¿Qué está sucediendo? ¿Os estáis quedando mudos o qué? (no, eso no, que los mudos saben escribir...).

Bueno, he vuelto a consultar los criterios de búsqueda por los que la peña accede a mi blog y, además de confirmar mis sospechas de que le gente sólo busca imágenes de Angelina Jolie desnuda, o fotos eróticas de Beatriz Montañez... En las últimas horas ha habido una avalancha de gente buscando información acerca del bloqueo en la venta de entradas para el concierto de Héores del Silencio. Bueno, pues cuando tenga un rato hablaré del tema en cuestión (fotos de la Angelina no pongo más, que luego entráis, las veis y... no comentáis nada, os gusta permanecer anónimos, ¡¡cochinotos!!).

Enrique dijo...

Me gusta lo de bizarro cañí, gracias. Por cierto, hablando de Héroes me cago en Ibercaja. ¡Feliz Cincomarzada! Yo me piro a La Jacetania. A cascala!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.